Plantas fotovoltaicas de Cedillo

PLANTAS FOTOVOLTAICAS DE CEDILLO

El proyecto fotovoltaico de Cedillo, todo un reto de ingeniería

A través de su filial en España, el grupo Iberdrola construye dos plantas fotovoltaicas en Cedillo (Extremadura) que, con sus más de 250.000 paneles solares, distribuirán energía limpia a más de 45.000 hogares al año. Su construcción, localizada en los términos municipales de Majada Alta y San Antonio, supone importantes hitos técnicos, sobre todo la instalación de la subestación asociada a la planta.

Plantas fotovoltaicas de Cedillo Cedillo
Ubicaci´n
Ubicación Cedillo (Extremadura)
Capacidad total instalada
Capacidad total instalada 100 MW
Empleo local
Empleo local 300 trabajadores

El grupo Iberdrola avanza en su estrategia de inversión en renovables con una nueva instalación fotovoltaica en Cedillo, al oeste de Cáceres, que entrará en operación en el primer semestre de 2022. Las dos nuevas plantas, denominadas Majada Alta y San Antonio, en conjunto contarán con cerca de 250.000 paneles solares y una capacidad instalada de 100 MW que suministrarán energía limpia a más de 45.000 hogares al año y evitarán la emisión de más de 28.000 t de CO2 al año.

La construcción de este proyecto llevó a Iberdrola a superar importantes retos logísticos con un solo fin: conseguir que una instalación esencial para el sistema energético tenga un impacto medioambiental mínimo. Distribuir la energía generada en la nueva planta solar y en la central hidroeléctrica adyacente supondría construir una gran subestación y ocupar terrenos cerca del Parque Natural del Alto Tajo, un área protegida entre España y Portugal. 

Frente a este desafío, la solución ha consistido en fabricar una subestación encapsulada de 400 kV fuera del emplazamiento, en Italia. Antes de su montaje in situ, esta instalación emprendió un complejo viaje en barco desde Venecia hasta Sevilla surcando las aguas del Guadalquivir y, desde ahí, recorrió Andalucía y Extremadura en grandes camiones.

La subestación se introdujo en contenedores colocados sobre una estructura de seis metros de profundidad, por donde se conectan todos los cables que distribuyen la energía a la red. Cada uno de estos contenedores pesa más de 50 toneladas y para colocarlos, sin interferir con las cuatro líneas de evacuación de la central hidroeléctrica, fueron necesarias grandes grúas puente. Todo un reto de alto voltaje conseguido gracias a la participación de más de 300 trabajadores locales.

Esta innovadora infraestructura también dará servicio a una futura planta fotovoltaica de 375 MW, actualmente en tramitación administrativa. De esta manera, se evita instalar más redes de evacuación, lo que favorece de nuevo la reducción del impacto ambiental y la integración en el territorio. Además, en la construcción de la planta fotovoltaica se implantan medidas especiales de preservación del entorno.
 

FIRME RESPETO AL MEDIO AMBIENTE Y EL PATRIMONIO CULTURAL

El compromiso de Iberdrola con el medio ambiente y el respeto por el patrimonio histórico y cultural cobra especial relevancia en la construcción de proyectos como Cedillo. Además de emprender importantes hitos técnicos para favorecer el mínimo impacto en la naturaleza, la compañía trabaja para conservar importantes hallazgos en las inmediaciones del proyecto. 

Durante los trabajos de desbroce del terreno previos a la construcción, que se realizaron cumpliendo con el seguimiento arqueológico que exige la normativa de la Junta de Extremadura, se localizaron y descubrieron una necrópolis prerrománica y un dolmen. La necrópolis (del siglo V) cuenta con 32 tumbas y en ella trabajaron seis arqueólogos, que se encargaron de rescatar, catalogar y documentar el descubrimiento para ponerlo a disposición de la Junta de Extremadura. Por su parte, se calcula que el dolmen tiene una antigüedad de entre 3.500 y 4.000 años.

Iberdrola también descubrió una estela funeraria que ha sido trasladada al Museo Provincial de Cáceres y tramita con las autoridades la posibilidad de convertir estos hallazgos en un punto de interés turístico.
 

Las dos nuevas plantas, denominadas Majada Alta y San Antonio.

LÍDER RENOVABLE EN ESPAÑA

Tras 20 años promoviendo la transición energética, Iberdrola es líder en energía renovable en España. En 2021, ha destinado más de 4.300 millones de euros de las inversiones en renovables, lo que ha permitido que el grupo instale 3.500 nuevos megavatios (MW) renovables en 2021 y alcance los 38.000 MW de capacidad renovable en todo el mundo. La capacidad en construcción supera los 7.800 MW.

Extremadura en particular es una de las regiones europeas más ricas en recursos naturales y un enclave fundamental para el desarrollo de la energía solar. El proyecto fotovoltaico de Cedillo se enmarca dentro de la apuesta de Iberdrola por las energías renovables de Iberdrola, que ha previsto llevar a cabo hasta 2023 varios proyectos con esta tecnología y con una capacidad de más de 2.600 MW.