ODS 10: Reducción de las desigualdades

ODS 10: REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES

Iberdrola promueve la igualdad de oportunidades y el respeto a la diversidad

#acción social #diversidad

El grupo Iberdrola contribuye a la sociedad a través de la creación de riqueza y el impulso del desarrollo económico y social. La compañía promueve también la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el acceso al empleo, la formación, la promoción y las condiciones de trabajo. Además, presta apoyo a los trabajadores con capacidades diferentes, facilitando su integración laboral, y fomenta la diversidad e inclusión social de colectivos vulnerables.

Objetivo_10_Reduccion_Desigualdades

Objetivo 10: Reducción de las desigualdades. Transcripción del vídeo [PDF]

NUESTRA CONTRIBUCIÓN AL ODS 10: REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES

 Fomento del desarrollo económico y social, a través de la creación de empleo estable y de calidad Enlace externo, se abre en ventana nueva.. El grupo genera anualmente más de 34.000 millones de euros de PIB en los países en los que está presente, a los que hay que sumar los 7.475 millones de euros de contribución fiscal en 2020.

 Aplicación, a nivel global, de diversas políticas corporativas que evitan la discriminación y respetan la diversidad, promoviendo la igualdad efectiva entre hombres y mujeres (ODS 5) y prestando apoyo a los trabajadores con diversidad funcional para facilitar su inclusión laboral.

 Fomento de la diversidad y la inclusión social de colectivos vulnerables a través del Programa de Voluntariado Corporativo, en el que participaron más de 10.000 voluntarios en 2020. Además, más de 5.000 empleados —un 25 % más que el año pasado— de 12 países participaron en la Semana Internacional del Voluntariado 2021, realizando más de 60 iniciativas solidarias relacionadas con el cuidado del medio ambiente, la inclusión de colectivos vulnerables y la emergencia social.

 35 alianzas con entidades sociales para proyectos de lucha contra la pobreza e inclusión social, con una inversión de 1,2 millón euros y un impacto en 49.689 personas vulnerables.

 A través de las fundaciones del grupo Iberdrola, impulso de iniciativas sociales que apuestan por el desarrollo económico, social y cultural de los territorios donde la compañía realiza su actividad empresarial. Entre sus fines está promover cambios positivos para el desarrollo sostenible del planeta y las personas más vulnerables.

 Desde 2010, el Programa Social de la Fundación Iberdrola España ha impulsado más de 400 iniciativas sociales en España, beneficiando a un total de 484.689 personas.

 Implementación de un plan de acción global contra la COVID-19 para garantizar el mantenimiento y la calidad del suministro energético, especialmente a servicios esenciales y colectivos vulnerables, así como para proteger la salud y seguridad de las personas.

¿QUÉ ES EL OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE 10: REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES?

El ODS 10 promueve la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión, situación económica u otra condición. Además, tiene por objetivo garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad, en particular mediante la eliminación de las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y la promoción de leyes, políticas y medidas adecuadas a ese respecto.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL ODS 10: REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES?

La desigualdad dentro de los países y entre estos es un continuo motivo de preocupación. A pesar de la existencia de algunos indicios positivos, la pandemia de la COVID-19 ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado a las comunidades más vulnerables, pues ha aumentado significativamente el desempleo mundial y ha recortado drásticamente los ingresos de los trabajadores.

Además, según Naciones Unidas, la COVID-19 pone en riesgo los escasos avances que se han conseguido en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres durante las últimas décadas. Prácticamente en todos los ámbitos, desde la salud hasta la economía, desde la seguridad hasta la protección social, los efectos de la COVID-19 han agravado la situación de las mujeres y las niñas.

También en el caso de las poblaciones vulnerables en países con sistemas sanitarios más deficientes y en países que se enfrentan a crisis humanitarias existentes. Según el Informe sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2020 Enlace externo, se abre en ventana nueva. de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los más de 1.000 millones de residentes de barrios marginales de todo el mundo están en grave situación de riesgo a causa de los efectos de la COVID-19, como la falta de viviendas adecuadas y agua corriente en las casas, los baños compartidos, la escasez o ausencia de sistemas de gestión de residuos, la saturación de los transportes públicos y el acceso limitado a las instalaciones sanitarias oficiales. Los refugiados y los migrantes, así como los pueblos indígenas, los ancianos, las personas con discapacidad y los niños se encuentran especialmente en riesgo de ser excluidos.

Ante esta situación, el fomento de la inclusión social, económica y política de todas las personas, así como garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad, se ha convertido en el ODS 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, aprobados en septiembre de 2015 durante la Cumbre del Desarrollo Sostenible, un encuentro en el que más de 150 jefes de Estado y de Gobierno aprobaron la conocida como Agenda 2030.

ODS 10
ODS 10: Claves para entender las desigualdades en el mundo.

 VER INFOGRAFÍA: Claves para entender las desigualdades en el mundo [PDF] Enlace externo, se abre en ventana nueva.

METAS DEL ODS 10: REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES

Para lograr este objetivo, las metas concretas fijadas para 2030 son:

  • Mantener el crecimiento de los ingresos del 40 % más pobre de la población a una tasa superior a la media nacional.
  • Potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.
  • Garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad, incluso eliminando las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y promoviendo legislaciones, políticas y medidas adecuadas a ese respecto.
  • Adoptar políticas, especialmente fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad.
  • Mejorar la reglamentación y vigilancia de las instituciones y los mercados financieros mundiales y fortalecer la aplicación de esos reglamentos.
  • Asegurar una mayor representación e intervención de los países en desarrollo en las decisiones adoptadas por las instituciones económicas y financieras internacionales para aumentar la eficacia, fiabilidad, rendición de cuentas y legitimidad de esas instituciones.
  • Facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas.
  • Aplicar el principio del trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, de conformidad con los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio.
  • Fomentar la asistencia oficial para el desarrollo y las corrientes financieras —incluida la inversión extranjera directa— para los Estados con mayores necesidades, en particular los países menos adelantados, los países africanos, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral, en consonancia con sus planes y programas nacionales.
  • Reducir a menos del 3 % los costos de transacción de las remesas de los migrantes y eliminar los corredores de remesas con un costo superior al 5 %.