Línea Eléctrica Submarina Eastern Link

EASTERN LINK

Eastern Link: una superautopista de conducción eléctrica submarina que convertirá el Mar del Norte en la central eléctrica oculta de Europa

Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, participará en la construcción de Eastern Link, un proyecto multimillonario consistente en una gran línea de conducción eléctrica submarina que unirá Escocia con el noreste de Inglaterra.

Proyecto Eastern Link eastern_link_desktop
ico_ubicacion
Ubicación Este de Escocia a noroeste de Inglaterra
ico_capacidad
Capacidad total instalada 4 GW
ico_extension
Extensión del cable 440 km
ico_capacidad
Capacidad de suministro 4 millones de hogares
ico_inicio
Inicio de las obras de construcción 2024

El proyecto Eastern Link contará con algunos de los cables submarinos de corriente continua (HVDC) más largos del mundo, con una capacidad combinada que alcanza los 4 GW, y desempeñará un papel vital para alcanzar el objetivo del Reino Unido de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.

Los cables aumentarán significativamente la capacidad del Reino Unido para suministrar energía renovable, ecológica y limpia, que viajará 440 km —desde el este de Escocia hasta el noreste de Inglaterra— para abastecer a cuatro millones de hogares.

El proyecto será construido por SSE, ScottishPower y National Grid Enlace externo, se abre en ventana nueva. —tres de las principales empresas energéticas del Reino Unido—, y está previsto que las obras de construcción comiencen a partir de 2024. Ofgem, el regulador británico, ya ha concedido al consorcio formado por Iberdrola la aprobación provisional para construir la línea de conducción eléctrica que unirá Escocia con el noreste de Inglaterra con una capacidad de 2 GW

Se trata de uno de los dos cables submarinos que conforman el proyecto. Juntos, formarán una superautopista submarina capaz de transportar suficiente electricidad para cubrir la demanda de unos cuatro millones de hogares británicos.

Según Ofgem, esta nueva infraestructura de transmisión es necesaria para mejorar la capacidad de la red de interconexión entre Escocia e Inglaterra y permitir que la energía renovable producida en Escocia llegue a las regiones del país con mayor consumo energético. Con un coste estimado de 3.400 millones de libras para los dos enlaces, Eastern Link sería el mayor proyecto de inversión en transmisión eléctrica de la historia reciente de Gran Bretaña.

La costa este de Escocia ya alberga parques eólicos marinos operativos con una capacidad de 1 GW y cuenta con otros 4,4 GW en trámite. Además, están previstos unos 10 GW adicionales tras el resultado de la próxima ronda de licitaciones de energía eólica marítima en Escocia, ScotWind.

Se espera que esta inversión de miles de millones de libras garantice centenares de puestos de trabajo verdes tanto en su construcción como en la explotación del proyecto.