Ricobayo, la primera gran central hidroeléctrica de Europa

CENTRAL HIDROELÉCTRICA RICOBAYO I Y RICOBAYO II

Ricobayo, la primera gran central hidroeléctrica de Europa

Con casi un siglo de historia, la presa y las centrales hidroeléctricas de Ricobayo I y Ricobayo II en Zamora fueron pioneras en la producción eléctrica en Europa. No en vano, el embalse fue considerado uno de los más grandes del continente con sus 1.148 hm³. Hoy en día, ambas centrales cuentan con una potencia total instalada de 291 MW.

Central hidroeléctrica Ricobayo
Ubicación Zamora (España)
Capacidad total instalada 291 MW (Ricobayo I 133 MW y Ricobayo II 158 MW)
Producción energética anual 590 GWh
Entrada en funcionamiento 1935 y 1999

El embalse de Ricobayo (Zamora) consta de dos centrales hidroeléctricas: una a pie de presa, Ricobayo I, y una subterránea, Ricobayo II. La primera de ellas fue pionera en el momento de su puesta en marcha, 1935, marcando un hito en la historia de la producción eléctrica en Europa. La presa de Ricobayo, asociada a las dos centrales hidroeléctricas, se encuentra en la cuenca del río Esla, tiene una altura de casi 100 metros, maneja un volumen total de 1.148 hm³ y su superficie inundada alcanza casi las 6 hectáreas (concretamente 5.725 ha). En cuanto a las centrales hidroeléctricas asociadas a la presa, Ricobayo I cuenta con una potencia nominal de 133,20 MW mientras que Ricobayo II asciende a 158,04 MW

EL EMBALSE Y LA PRESA DE RICOBAYO, UNA CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA
 

El primer proyecto para llevar a cabo la presa de Ricobayo, menos ambicioso que el definitivo, data de 1919 cuando el ingeniero de caminos José Orbegozo crea la Sociedad Hispano Portuguesa de Transportes Eléctricos dispuesto a aprovechar el caudal del río Esla -el afluente más caudaloso del río Duero-. Orbegozo quería crear el mayor embalse de Europa, con unos 1.200 hm³, que permitiese almacenar las aguas invernales y disponer así de una gran capacidad reguladora

Las obras comienzan en 1929. La presa de Ricobayo contaría con una altura de casi 100 metros y más de 200 metros de longitud. Para esta impresionante obra de ingeniería se empleó una cantera de granito de 400.000 m3 y piedras de hasta 2.000 kilos, por lo que para llevar a cabo su construcción se levantó todo un poblado, el de Salto del Esla, que albergó a los miles de operarios que se emplearon en la edificación de la presa. No en vano, en el verano de 1930, los trabajadores llegaron a ser 2.600. Más tarde, ese mismo pueblo acogió a aquellos que acudían a trabajar en la central hidroeléctrica.
 

MÁS DE 90 AÑOS DE HISTORIA

PRESA DE RICOBAYO (ZAMORA)

  • Detalle de la presa en construcción 1929 Comienzan las obras de la presa de Ricobayo (Zamora) de casi 100 metros de altura y más de 200 de longitud. La presa se construyó con una cantera de granito de 400.000m3 y piedras de hasta 2.000 kilos.
  • Los trabajadores sobre la presa en construcción 1930 En el verano de 1930, los trabajadores llegaron a ser 2.600.
  • Octubre 1930 Visita del rey Alfonso XIII.
  • 1935 Ricobayo I se pone en funcionamiento con una potencia de 100 MW (solo entran en operación 3 de los 4 grupos) y comienza el suministro de energía eléctrica desde el Salto de Ricobayo al norte de España por la línea “Esla - Alonsótegui” a 138.000 V.
  • 1937 La central se conecta con León mediante una línea de 110 km.
  • 1943 Se construye el Laboratorio de Hidráulica, la primera instalación I+D de este tipo, para estudiar una solución al problema de erosión que sufría la central. Hoy en día, ha elaborado más de 150 ensayos de modelos reducidos de presas, aliviaderos, túneles, vórtices o curvas de rendimiento. La solución para los problemas en el aliviadero, un sistema para romper la fuerza del agua, que se llegó a estudiar en la Escuela de Caminos de Madrid.
  • Vista aérea de la presa Marzo 1948 La fabricación del cuarto grupo, que se distingue de los otros tres por su alternador, su turbina y por poseer un puente más bajo, llegó más tarde porque el barco en el que viajaba la maquinaria se hundió como consecuencia de la II Guerra Mundial y hubo que fabricarla de nuevo. Su puesta en marcha fue en marzo del 48.
  • Gruas trabajando 1991 Empieza la construcción de la ampliación. Se añade una nueva central para duplicar la potencia instalada, Ricobayo II, de 158 MW.
  • Detalle del interior de la obra 1999 Comienza a funcionar Ricobayo II.
  • Vista aérea de Ricobayo 2019 Se cumplen 90 años del inicio de la construcción de Ricobayo.

 Ver fotos históricas de nuestras instalaciones hidroeléctricas.

En 1935, la central hidroeléctrica de Ricobayo I se pone en funcionamiento con una potencia de 100 MW y comienza el suministro de energía eléctrica desde el Salto de Ricobayo al norte de España por la línea Esla - Alonsótegui a 138.000 voltios. Dos años más tarde, en 1937, la central se conecta con León mediante una línea de 110 km, multiplicándose después las conexiones con el resto de Castilla y Cáceres. 

En aquel momento solo entraron en funcionamiento tres de sus cuatro grupos. Y es que la fabricación de este cuarto grupo -que se distingue de los otros tres por su alternador, su turbina y por poseer un puente más bajo- se complicó ya que el barco en el que viajaba la maquinaria se hundió como consecuencia de la II Guerra Mundial y hubo que fabricarla de nuevo. Por ello, este cuarto grupo no se puso en marcha hasta 1948. 

En 1991 comienza la construcción de Ricobayo II, una nueva central hidroeléctrica, de carácter subterráneo, que busca duplicar la potencia instalada, añadiendo 158 MW

 INNOVACIÓN EN EL LABORATORIO DE HIDRÁULICA 

Esta importante obra de ingeniería, que es la presa de Ricobayo, contó con dificultades debido a la importante erosión que se producía en su aliviadero de superficie como consecuencia de la complicada geología de la roca por la que circulaba el agua una vez abiertas las compuertas. Para buscar una solución acorde se puso en marcha, en 1943, un Laboratorio de Hidráulica, la primera instalación de este tipo de Iberdrola. 

En este laboratorio nació la solución a los problemas de erosión que consistía en un sistema para romper la fuerza del agua y que se llegó a estudiar en la Escuela de Caminos de Madrid. Hoy en día, el Laboratorio de Hidráulica ha elaborado más de 150 ensayos de modelos reducidos de presas, aliviaderos, túneles, vórtices o curvas de rendimiento.