Central hidroeléctrica de Aldeadávila

CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE ALDEADÁVILA

Aldeadávila, una obra de ingeniería hidroeléctrica única en España

#proyectos Iberdrola #energía hidroeléctrica

La construcción de la presa de Aldeadávila hace más de medio siglo representó uno de los hitos más importantes de la historia de Iberdrola en España. Esta instalación hidroeléctrica, enclavada en un cañón en el Parque Natural de Arribes del Duero, en Salamanca, es una de las mayores generadoras de energía eléctrica renovables en el país, suficiente para abastecer a 733.000 hogares.

Central hidroeléctrica de Aldeadávila Aldeadávila
Ubicación Aldeadávila de la Ribera (Salamanca)
Capacidad
Capacidad total instalada Aldeadávila I (718 MW) y Aldeadávila II (421 MW)
Producción
Producción energética Más de 2.400 GWh anuales
Inicio
Entrada en operación 1964

La central hidroeléctrica de Aldeadávila, enclavada en el impresionante cañón del tramo inferior del río Duero a su paso por la provincia de Salamanca, en la zona conocida como Parque Natural de Arribes del Duero, constituye una de las obras de ingeniería hidroeléctrica más importantes de España en cuanto a su potencia instalada y su producción de electricidad. Esta infraestructura es una de las mayores generadoras de energía eléctrica en España, ya que su producción supone más del 8,5% de la generación media hidroeléctrica del país, suficiente para abastecer a 733.000 hogares. Además, ahorra la emisión anual de 1,3 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

El complejo posee dos centrales: Aldeadávila I, puesta en marcha en 1962 con un salto bruto de 139,80 metros, y Aldeadávila II, en funcionamiento desde 1986 con un salto bruto de 137,83 metros. La primera tiene instalados 720 MW que se reparten en seis grupos generadores, mientras que la segunda tiene 420 MW con dos grupos generador-bomba, lo que suma un total de casi 1.140 MW. Su producción media es de 2.400 GWh al año.

El Duero discurre encajonado a lo largo de casi 100 kilómetros en un recorrido fronterizo entre España y Portugal y se abre paso entre paredes de roca de más de 400 metros de altura, lo que ofrece las condiciones óptimas para los embalses y la producción de esta energía, que puede ser almacenada. El gran caudal que el río adquiere en este punto, junto al desnivel existente en este tramo del río Duero, son los que permiten que Aldeadávila sea la central hidroeléctrica de mayor producción de España.

Aldeadávila, una de las presas más altas de España, cuenta con 139,50 metros de altura y 250 metros de longitud de coronación. Es capaz de embalsar 115 hectómetros cúbicos en una superficie de 368 hectáreas, equivalente a casi 97 estadios como el Santiago Bernabéu (Madrid). La estructura principal de esta instalación figura bajo tierra: cuenta con 12 kilómetros de túneles.

Con el paso de los años, aparte de su aportación energética, el embalse se ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de Las Arribes. Cada año son miles las personas que se acercan a sus inmediaciones para admirar de cerca una de las grandes creaciones de la ingeniería. Destaca su espectacular mirador sobre la presa, al que se llega con el coche desde el poblado del Salto de Aldeadávila.

HISTORIA DE LA CENTRAL HIDRÁULICA DE ALDEADÁVILA

La apuesta de Iberdrola por las energías limpias comenzó con la construcción de los Saltos del Duero, el proyecto hidroeléctrico construido en la zona fronteriza de la cuenca hidrográfica del río y ubicado dentro de los parques naturales de Arribes del Duero, en el lado español, y Douro Internacional, en el lado portugués. Fue el ingeniero José Orbegozo quien, después de estudiar el río y vislumbrar la totalidad del cañón, se dio cuenta de las enormes posibilidades que ofrecía.

Este proyecto consistía en construir saltos poderosos que aprovecharan la caída del agua y crear grandes embalses en los ríos Esla y Tormes. Dichas instalaciones ayudarían a regular el caudal y garantizarían la producción de las potentes centrales que se instalasen aguas abajo que, a lo largo de 110 kilómetros de curso en el tramo internacional, ofrecía un desnivel de 400 metros.

Aldeadávila
Construcción de la presa de Aldeadávila (Salamanca).

El nacimiento de la presa de Aldeadávila representa uno de los hitos más importantes de la historia ya más que centenaria de Iberdrola en España. Los trabajos se iniciaron en 1956. En noviembre de 1962 se puso en servicio la primera máquina. En 1964 fue inaugurada oficialmente con sus seis grupos de 120 MW cada uno, 720 MW en total.

Aldeadávila se convirtió en la mayor central de la Europa occidental y permitió doblar la energía de Iberduero, un logro para la compañía y para España al convertirse en una palanca en el despegue económico de los años 60 y 70. En 1986 se inauguró una nueva central, Aldeadávila II, con dos grupos de 210 MW cada uno, elevando la potencia de dicha central a 1.140 MW.

ALDEADÁVILA, UN ESCENARIO DE CINE

Esta instalación hidroeléctrica sigue sorprendiendo por su grandeza y por el lugar en el que fue construida, en una zona escarpada de rocas de granito que ya ha servido de escenario principal en producciones cinematográficas tan reconocidas como Doctor Zhivago, de David Lean, uno de los mayores éxitos de la historia en el mundo del cine, ganadora de cinco Oscar y otros tantos Globos de Oro. Entre las diferentes escenas de la película estrenada en 1967, y rodada en Aldeadávila, hay una en la que se ve la presa desembalsando agua.

Aldeadávila

Huella positiva: escenarios de película.

La aventura cinematográfica del Salto de Aldeadávila continuó con el rodaje de la española La Cabina, dirigida por Antonio Mercero y estrenada en 1972. En este caso, el escenario fueron las galerías subterráneas donde Mercero representó una especie de fábrica de rehabilitación de cabinas en la parte final de la película. También se ven algunas escenas de las carreteras del Poblado del Salto de Aldeadávila, que unen el Parque de Aldeadávila con la subestación, así como imágenes de la entrada a la central hidroeléctrica.

La central hidroeléctrica de Aldeadávila también ha sido escenario de Terminator 6: Destino final, la sexta entrega de la saga, dirigida por James Cameron. El rodaje de la película, estrenada en 2019, contó con la participación de cerca de 200 personas, de las cuales una veintena pertenecían a la localidad salmantina de Aldeadávila, contratadas para los preparativos de las escenas y el rodaje. Además, miembros de la plantilla de la central hidroeléctrica de Iberdrola participaron como extras en la película.

En 2016, la presa se convirtió también en protagonista de la campaña que la empresa japonesa Fujitsu lanzó bajo el lema El mundo es tu oficina (The world is your workplace). El anuncio subrayaba la libertad de trabajar con su nuevo modelo de ordenador portátil, mostrando cómo cuatro empleados saltaban de su oficina a los paisajes naturales más llamativos de España, a los que podían acceder a través de la máquina.

Más recientemente, la presa de Aldeadávila fue elegida por la diseñadora salmantina Fely Campo como escenario para su puesta de largo en la Mercedes-Benz Fashion Week -MBFW-, celebrada en 2022 en Madrid. Este espacio pudo contemplarse en todo su esplendor en la presentación de su colección de prêt-à-porter de lujo.

LÍDER RENOVABLE EN CASTILLA Y LEÓN

Iberdrola gestiona ya en Castilla y León más de 5.100 MW hidráulicos y eólicos, lo que la convierten en la región con más megavatios verdes instalados por la compañía. El grupo promoverá también en Castilla y León más de 1.800 MW en proyectos eólicos y fotovoltaicos en los próximos años, avanzando de esta manera en su estrategia de sostenibilidad, basada en la electrificación de la economía y orientada a la lucha contra el cambio climático y la creación de riqueza y empleo en las comunidades donde opera.